Foro de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible

Foro de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible

Bajo el lema “Asegurar que nadie se quede atrás” el pasado mes de julio se celebró en Nueva York el Foro de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible(i). Como normalmente ocurre en este tipo de reuniones finalizó con una resolución a nivel ministerial. Aunque algunas organizaciones de la sociedad civil mostraron su descontento con el contenido y la ambición de la declaración, las expectativas de un documento de conclusiones negociado y sólido no deberían haber sido tan altas, ya que la reunión se celebró poco después de la adopción de una agenda ambiciosa, que se elaboró en casi tres años. Al menos, contar con una declaración negociada y convenida con algún contenido sienta un precedente positivo para el futuro.

Las cuestiones de más relevancia que se esperaban de esta reunión fueron la presentación por parte del Secretario General de su primer informe sobre los ODS, la presentación del primer informe de seguimiento y la presentación voluntaria de los planes de 22(ii) países para la implementación de la Agenda 2030.

Los informes indican un diagnóstico de la situación actual y de los avances conseguidos en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y resalta la importancia de los indicadores y datos para la construcción de las agendas regionales y nacionales de desarrollo sostenible. Poco se dice de los retos que plantean los mecanismos de implementación y de las fuentes de financiación para alcanzar las metas establecidas en la Agenda 2030, más allá de una referencia genérica a las conclusiones del foro del Consejo Económico y Social sobre el seguimiento de la financiación para el desarrollo(iii).

Las presentaciones de casi todos los países repasaron simplemente las diferentes iniciativas en curso y describieron cómo se garantizaría la consecución de los ODS.

Como resultado, las presentaciones de las revisiones nacionales fueron más bien una obra de teatro que seguía un guión en lugar de un debate interactivo. Naciones Unidas ha realizado un resumen oficial de las de las presentaciones y los debates posteriores

Los denominados grupos principales(iv) pudieron realizar incidir en los trabajos del Foro.

Las organizaciones sindicales plantearon que la Agenda 2030 ha ofrecido una cierta esperanza de que se pueda alcanzar una sociedad más igualitaria haciendo efectivo el trabajo decente para todos. Las instituciones del mercado de trabajo, como el diálogo social, la negociación colectiva y los sindicatos, crean sociedades más igualitarias y respaldan el desarrollo verdaderamente sostenible e inclusivo. El movimiento sindical sostiene que no se cumplirá ningún objetivo o meta relacionado con el Programa de Trabajo Decente si no se hacen efectivas todas las dimensiones, incluido el diálogo social. Cabe señalar que, si bien el diálogo social no se menciona explícitamente en la Agenda 2030, es un elemento crucial para conseguir el trabajo decente y alcanzar así no solo el Objetivo 8, sino también otros como el 1, el 5, el 10 y el 16.

El papel de la OIT(v), sus mandantes tripartitos y su sistema de supervisión serán fundamentales para el seguimiento de la Agenda 2030. Como organismo especializado de las Naciones Unidas en todas las esferas relacionadas con el trabajo, la OIT tiene las características necesarias para respaldar la consecución de muchos de los ODS.

Para las ONG’s es indispensable abordar las causas fundamentales de la pobreza, la desigualdad y los desplazamientos forzados. No basta con prestar ayuda humanitaria a los migrantes, los refugiados y las víctimas de la trata de personas; además hay que poner en marcha políticas que pongan fin al comercio de armas y a los conflictos que generan esas situaciones.

En aras de una vigilancia y una rendición de cuentas eficaces, todos los Gobiernos deben elaborar urgentemente estrategias locales y nacionales para implementar los ODS que incluyan unos planes de acción vinculantes y concretos con metas, cronogramas e hitos previstos.

Todos los Estados Miembros deben reforzar los procesos participativos existentes o diseñar unos nuevos que permitan a la sociedad civil contribuir al diseño y la implementación de la Agenda 2030 en todas sus fases y niveles y participar de forma sistemática en los procesos de vigilancia, examen y rendición de cuentas.

La movilización de recursos nacionales es una herramienta poderosa para redistribuir la riqueza y fomentar la igualdad, a través de: una política fiscal progresiva y justicia fiscal, incluida la tributación eficaz de las actividades empresariales de las multinacionales, y la lucha contra la elusión y la evasión de impuestos por parte de los ricos, el fin de las lagunas tributarias y la prohibición de los paraísos fiscales. Eso supone (re)introducir sistemas impositivos progresivos y justos desde el punto de vista social y unos impuestos reales más elevados para las empresas multinacionales en particular, pero también más transparencia en cuanto a la riqueza y la pobreza.

La coherencia de las políticas para el desarrollo sostenible es un elemento clave de la rendición de cuentas en el marco exhaustivo, ambicioso e integrado de la Agenda 2030 y es un puente necesario para vincular los principios y los objetivos indivisibles.

.A la sociedad civil le preocupan las distintas cláusulas de los acuerdos comerciales y de inversión que, en lugar de promover el desarrollo de los países, minan la soberanía de los Estados, socavan las normas ambientales y vulneran los derechos laborales, así como los derechos humanos.

A MODO DE CONCLUSIÓN

Teniendo en cuenta que era el primer Foro desde la adopción de la Agenda 2030, los grupos de la sociedad civil señalaron que es imperativo revisar cómo está diseñada la serie de sesiones de alto nivel para que desempeñe eficazmente la función de “rendición de cuentas” con respecto a los ODS y las metas que se supone que debe desempeñar.

Es evidente que la Agenda 2030 es un marco universal de políticas que establece una serie de objetivos que no pasará de una declaración abstracta de buenas intenciones si no se implementan los planes nacionales, regionales y locales mediante la adaptación de los ODS a los planes y estrategia de desarrollo sostenible nacionales u locales vigentes y la adaptación de los planes y estrategias vigentes a la nueva agenda con una arquitectura institucional que la sitúe en el centro de la agenda de gobierno.

Además tenemos que resaltar la importancia de la incidencia y presión de las organizaciones de la sociedad civil a nivel nacional hacia los Gobiernos de los Estados miembro respecto a sus presentaciones y posiciones en el Foro. En paralelo, se necesita mantener los esfuerzos que se realizan para acercar las estructuras internacionales de la sociedad civil a la realidad local, fortaleciendo la transparencia y mejorando la comunicación.

Félix Ovejero, Comisiones Obreras, miembro de la Alianza contra la Pobreza
——
(i) El Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible es la plataforma central de las Naciones Unidas para el seguimiento y la revisión de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobada en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible el 25 de septiembre de 2015.
(ii) China, Colombia, Egipto, estonia, Finlandia, Francia. Georgia, Alemania, Madagascar, México, Montenegro, Marruecos, Noruega, Filipinas, República de Corea, Samoa, Sierra leona, Suiza, Togo, Turquía, Uganda, Venezuela, y se sumaron Bolivia y Qatar.
(iii) Resumen del Foro
(iv) Desde la primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992 – conocida como la Cumbre de la Tierra, se reconoció que el logro de un desarrollo sostenible requeriría la participación activa de todos los sectores de la sociedad y todo tipo de personas. El Programa 21, aprobado en la Cumbre de la Tierra, formalizó nueve sectores de la sociedad como los principales canales que con su participación facilitarían las actividades de las Naciones Unidas relacionadas con el desarrollo sostenible. Estos se llaman oficialmente “Grupos Principales” y debe incluir los siguientes sectores: Trabajadores y Sindicatos, Mujer, Los niños y jóvenes, Pueblos indígenas, Organizaciones no gubernamentales, Autoridades locales, Negocios e Industria, Comunidad científica y tecnológica y Agricultores
(v) La OIT ha presentado el documento “Plan de Implementación de la OIT Agenda 2030 para el desarrollo Sostenible

2017-06-23T16:38:57+00:00 septiembre 13th, 2016|Sin categoría|