Las personas antes que las cuentas

Las personas antes que las cuentas

La Alianza Española contra la Pobreza se suma a las movilizaciones mundiales del sábado 28 para exigir a los gobiernos del G-20 medidas urgentes para erradicar la pobreza y las desigualdades.

Madrid, 26 Marzo 2009 – Los líderes de 20 países se reúnen la próxima semana en Londres para buscar soluciones a la crisis financiera que ha puesto en jaque al sistema económico internacional. Al margen de las dudas que plantea la legitimidad de este encuentro selectivo al margen del marco de las Naciones Unidas, la sociedad civil se pregunta si este encuentro servirá para replantear seriamente las bases del intercambio internacional o, de nuevo, perpetuará un sistema marcado por las desigualdades económicas. No nos cansamos de insistir en que la crisis está golpeando especialmente a los países más empobrecidos y seguirá haciéndolo. Es en las personas y comunidades más vulnerables en quienes urge pensar en lugar de en los bancos y las grandes multinacionales.

Por eso, la Alianza, sumándose a la Semana de Acción Global previa al G-20 y a las movilizaciones que en todo el mundo se planean, invita a la ciudadanía española a sumarse a las acciones que este sábado 28 se celebrarán en distintos puntos del país para, entre otras cosas, instar a que se:

  • busquen medidas urgentes y eficaces para la erradicación de la pobreza y la desigualdad
  • supedite cualquier “plan de salvamento” a condiciones sociales y ambientales dignas y sostenibles
  • luche contra los paraísos fiscales y otras fórmulas de evasión fiscal
  • fomente el trabajo digno bajo estricto cumplimiento de los convenios de la OIT
  • cancelen las deudas de los países empobrecidos, especialmente aquellas consideradas ilegítimas
  • comprometan a marcar un calendario detallado para alcanzar el 0’7% para ayuda oficial al desarrollo
  • trabaje coordinadamente entre países, sin marginar unos respecto a otros, por las necesidades humanas
  • creen organismos de control que garanticen un sistema financiero más equitativo
  • atiendan especialmente las necesidades de la población más vulnerable (infancia, mujeres, indígenas…)
  • apueste por una ‘economía verde’ basada en criterios racionales y sostenibles
  • garantice el control democrático de la economía
  • aumente la inversión y se fortalezca la prestación pública de servicios esenciales

Esperamos que ésta sea realmente una oportunidad de cambio, que permita poner fin a la pobreza y las causas que la generan, comprometiéndose con la justicia económica global e impulsando medidas para alcanzar los Objetivos del Milenio. De lo contrario, será una nueva ocasión perdida para avanzar hacia un mundo mejor.

2014-04-28T08:42:29+00:00 marzo 26th, 2009|Noticias|